miércoles, 2 de abril de 2008

Expedición Fuentes del Amazonas Cristóbal de Acuña

-una expedición conmemorativa 2006-


En 1639, Cristóbal de Acuña, geógrafo y misionero burgalés, realizó una travesía por el río Amazonas escribiendo lo que sería su obra Nuevo descubrimiento del gran río de las Amazonas. Cristóbal de Acuña no llegó a alcanzar las fuentes originales pero sí aportó referencias de ellas en la Cordillera Andina, en su obra. También escribió una carta a Felipe IV donde daba referencias sobre la geografía del río y la vida que lo rodeaba.

En el año 2000, una expedición de National Geographic, encabezada por Andrew Pietowski, lograba determinar el punto exacto del nacimiento del río Amazonas, definiendo éste como 'el punto más distante desde que se forma un curso de agua que discurre todo el año hacia el Atlántico', según el propio Pietowski. Y este punto se encuentra en el Nevado Mismi (Perú). Con este descubrimiento el Amazonas gana 740km, convirtiéndose en el río más largo del planeta con 7020km.

foto expedicionariosfoto expedicionariosfoto expedicionarios

En julio de 2006, una expedición española patrocinada por Caja Círculo, salía al encuentro de las míticas Fuentes del Amazonas, para poner una placa conmemorativa en el nacimiento del río y para dejar testimonio audiovisual de este hallazgo con la grabación de un documental. También se colocaría una placa en la tumba olvidada de Cristóbal de Acuña, en la iglesia de San Pablo en Lima, para promover la figura de este burgalés olvidado y así hacerle un homenaje que tenía merecido hace ya mucho tiempo.

coche cruzando AmazonasLos componentes de la Expedición Fuentes del Amazonas. Cristóbal de Acuña 2006 éramos J. Ricardo Fernández (director de la expedición), Manuel Santos, Jesús Valle, Roberto Palomar, Alberto Ugidos, Alejandro Fernández, Jaime Masip, Anne y un servidor, Víctor Tejedor el camarógrafo. En Perú se unió nuestro guía y amigo Hugo Centi y con él también se uniría, unos días, Orlando, ambos integrantes de INCAVENTURA.

La expedición recorrió Lima, Arequipa, Chivay, Fuentes del Amazonas, Cavanoconde, Puno-Lago Titicaca, Cusco, Manu y Lima.

Imágenes inéditas
La experiencia fue intensa, a veces incluso dura y en todo momento debía estar pendiente de todo lo que ocurriera porque no quería dejar escapar ningún instante de un viaje así:

- Llegar al Nevado Mismi, donde nace el Amazonas, a 5.600m de altitud es duro y llevando la cámara, un poco más. Pero era la primera vez que se iba a plasmar de forma audiovisual este lugar mítico y eso también hacía el momento especial.

- Visitar una ciudad tan bella como Arequipa, con su colorista monasterio de Santa Catalina entre otras joyas, vigilada por el imponente volcán Misti.

- Poder ver, en el Cañón del Colca, cómo el cóndor emprende el vuelo con las primeras luces del día.

- Tener el placer de encontrarnos en Chivay con el mismísimo Andrew Pietowski, justo antes de partir hacia las fuentes del Amazonas, y poder escuchar en primera persona cómo descubrieron el nacimiento del río Amazonas y recibir sus últimos consejos.

- Pasar la peor noche de nuestras vidas por el mal de altura (soroche) y a 15º bajo cero.

- Estar presentes en el ritual de Pachamama.

- Disfrutar del amanecer y del atardecer en el lago Titicaca a 3.812m de altitud, lo que le hace el lago navegable más alto del mundo.

- Conocer la comunidad de los Huros en sus islas flotantes de totora.

- Llegar a Cuzco, con su gran belleza colonial y antigua capital del imperio Inca.

- Recorrer el Valle Sagrado con sus maravillosas ciudades y fortalezas de la época Inca.

- Ver cómo las primeras luces del día descubren Machu Picchu.

- Llegar a la selva del Manu y recorrer el río Alto Madre de Dios para conocer las costumbres de los indígenas de la zona, a la vez que su fauna, vegetación... como ya hiciera Cristóbal de Acuña.

En fin, una experiencia para no olvidar. Por eso, no podía dejar de grabar ninguno de estos momentos, porque si no "podrían desaparecer como lágrimas en la lluvia".

Para la grabación contaba con una cámara Panasonic SDX900 en DVCPRO-50, con ópticas Canon y un angular Fuji. El formato, 16:9. Utilicé un filtro polarizador y, en ocasiones, degradados neutros para compensar el contraste y para rebajar algunos cielos.

Para el etalonaje nos planteamos dar un tratamiento más colorista a la intro del documental, y mantener en el resto una imagen más realista.

La realización del documental, ya en el montaje, estuvo a cargo de Eduardo Gª Luengo, que contó con el equipo humano y equipamiento técnico de VIDEOON.

La producción del documental fue de VIDEOON. Gracias a Miguel J. Laso por confiar en mí para esta aventura. Y gracias a todos los expedicionarios por soportarme con la grabación y por echarme una mano en todo momento.

Experiencias como ésta dejan huella de por vida, personal y profesionalmente, para bien, por supuesto ¡¡¡

video

Después de ver este pequeño montaje con imágenes del documental, se me entenderá mejor, verdad? Recomiendo a quien tenga la oportunidad, que no deje de conocer un país tan sorprendente como Perú.